Várices: Qué son y cómo se producen

Várices: Qué son y cómo se producen

Recientemente hemos hablado de los tratamientos de ozono que existen para tratar a las várices. Y si bien hemos hecho una breve mención a lo que éstas son, considero que debemos explayarnos un poco más para comprender realmente su esencia.

Comenzaremos diciendo que las várices son dilataciones anormales de las venas. Son una enfermedad que se presenta mayormente en los miembros inferiores, donde las venas se ensanchan y dilatan, generando problemas de circulación sanguínea. Esto a su vez puede acarrear inconvenientes de salud. Con otras palabras, las várices son una enfermedad de la vena que impide que éstas desarrollen su función fisiológica.

Este ensanchamiento de las venas se produce por un mal funcionamiento de las válvulas de las venas, las cuales cooperan con que la sangre llegue al corazón. Cuando estas válvulas funcionan mal, la sangre se estanca en las venas provocando justamente el ensanchamiento de las mismas y una mala labor de ellas. Esto significa que la vena se ha enfermado y no puede cumplir su función fisiológica.


En relación al porque se producen las várices, debemos tener en cuenta diversos factores.

  • Sexo: Las mujeres son más propensas a tener várices por las influencias hormonales.
  • Aumento de Peso: El exceso de peso es un factor para la aparición de las várices. Acá hay que considerar a la obesidad y al embarazo de las mujeres.
  • Cambios hormonales: Por ejemplo cuando se toma anticonceptivos.
  • Factor hereditario: Según estadísticas mundiales, el factor genético es el responsable de la aparición de las várices en un 80 por ciento.
  • Modo de vida: Evitar estar muchas horas de pie o muchas horas sentados, evitar el sedentarismo y la mala alimentación. Estas condiciones ayudan a la aparición de várices.

Para combatir a las várices existen diversos tratamientos; el tratamiento médico, tratamiento quirúrgico (striping, flebectomía, endolaser, CHIVA, etc.), tratamientos no quirúrgicos (laser, espuma, etc.) y claro que los tratamientos de ozono.

Pero antes de estos tratamientos, que ojala no tengan que recurrir a ellos, esta la prevención de las várices. A continuación os indicaremos algunos tips para evitar la aparición de las mismas:

  • No usar calzado inapropiado, ni tacos muy altos ni muy planos. Tampoco usar ropa muy ajustada (jeans y medias). Esto impide la buena circulación de la sangre.
  • No estar mucho tiempo de pie o mucho tiempo sentado con las piernas cruzadas.
  • Sumergir las piernas en agua caliente, y luego en agua fría. Se debe alternar el calor con el frio.
  • Hacer ejercicio físico. Lo ideal para quienes no sean amantes del deporte, es realizar caminatas cortas.
  • Mantener durante un tiempo las piernas en alto, ideal es media hora.
  • Al dormir, es recomendable hacerlo con los pies un poco levantados.

Espero les sea de mucha utilidad.