El herpes zoster, también conocido como culebrilla, es una enfermedad infecciosa ocasionada por el virus de la varicela, llamado “Varicela Zoster”. Este virus produce una erupción de ampollas en la persona que lo presenta, las cuales llegan a ser muy dolorosas. Afecta principalmente a los nervios periféricos con o sin manifestaciones cutáneas.

Tratamientos de ozono para el Herpes Zoster

Tratamientos de ozono para el Herpes Zoster

No obstante a estar todos expuestos a esta infección, las personas que han tenido varicela tienen latente el virus en el cuerpo. Esta situación puede generar que años luego, por causas que se están estudiando, el virus se reactive y abra paso al herpes zoster. Algunos médicos sostienen que esta reactivación puede desencadenarse  por estrés, alteraciones o envejecimiento. Se estima que el 20 por ciento de las personas que han tenido varicela tengan el herpes zoster.

Generalmente, esta infección comienza con picazón, hormigueo, dolor grave en el pecho, espalda o en cercanías a los ojos y nariz. En dichas zonas, donde el nervio fue infectado por el virus del herpes zoster, se inician las erupciones y ampollas. Para tratar estas situaciones no existe un tratamiento específico, ya que el herpes zoster tiende a irse con el tiempo, aunque su dolor puede permanecer siendo realmente importante. Es por ello que la ozonoterapia se ha inmerso en esta enfermedad infecciosa apaliando el dolor y combatiendo al herpes más rápidamente.


Como ya todos deben saber a esta altura, el ozono es un gran oxidante, desinfectante y excelente viricida. Tiene importantes efectos sobre el virus del herpes zoster por medio de los productos que genera, evitando que la célula se infecte.

Cuando una persona se decide y comienza un tratamiento de ozono para esta infección, puede ser sometida a diferentes tipos de tratamientos:

  • Insuflación rectal de ozono
  • Infiltración de ozono localizado
  • Aplicación de cremas ozonizadas

Estos son solo algunos de los tratamientos de ozono que se pueden llevar a cabo para tratar el herpes zoster, demostrando muy buenos resultados. Algunos de estos resultados que evidencia su buen accionar son: disminución del dolor hasta su desaparición, recuperación de las lesiones cutáneas, en caso de comenzar el tratamiento de ozono pronto, ni siquiera se llegan a producirse las ampollas y bien aplicado no tiene efectos secundarios o colaterales.

Frente a la falta de un tratamiento tradicional, ya que solo se suele administrar medicamentos para el dolor, la ozonoterapia desarrolla un papel principal para las personas que padecen herpes zoster.