Con solo leer o escuchar la palabra artrosis me viene recuerdos de mi abuela y de mi mama quejándose de ella. Y estoy segura que si cada uno se pone a pensar si se acuerda de alguna situación similar, aparecerán muchas.

Tratamiento de ozono para la artrosis

Tratamiento de ozono para la artrosis

Y también estoy segura que muchas personas en lugar de recordar alguna situación externa, se pongan a pensar en ellas mismas, ya que la artrosis es una de las dolencias más comunes y padecidas por las sociedades, que modifican sustancialmente la calidad de vida de las personas que la padecen.

Esta enfermedad se produce por una alteración del cartílago, el cual es uno de los tejidos que forma la articulación. Esta alteración genera los dolores tan típicos de la artrosis, llegando en algunos casos a la pérdida del movimiento normal de la articulación donde el cartílago se altero.


Y si bien no genera riesgos mortales, la artrosis es una enfermedad seria y lamentablemente muy común. En general se observa en mayor medida en personas mayores de 50 años, aunque también la podemos encontrar muchos años antes.

Las articulaciones más usuales donde se presenta artrosis son; dedos de la mano, caderas, rodillas, columna cervical y lumbar. A medida que el tiempo va pasando, la articulación alterada va pasando la “alteración” a todos los tejidos que la rodean. Es por ello que son muy importantes los tratamientos para frenar la artrosis.

En este sentido, alejándonos un poco de los tratamientos tradicionales de drogas (analgésicos y corticoides), la ozonoterapia constituye una terapia muy efectiva para esta enfermedad, la cual al no emplear drogas evita los efectos adversos de estas.

De esta forma, con tratamientos de ozono se consigue disminuir en gran medida los dolores de la persona que padece la artrosis y también se logra poner un freno a la progresión de la misma. A continuación alistaré algunos de los motivos que avalan los resultados enunciados recientemente.

  • Incrementa la capacidad de la sangre para absorber y transportar oxigeno, produciendo una mejor oxigenación de la articulación alterada.
  • Tiene un efecto antiinflamatorio.
  • Disminuye el dolor porque interfiere la liberación de los péptidos nociceptivos.
  • Ayuda a que el cansancio desaparezca.
  • Desaparición de la rigidez que causa la artrosis y del circulo dolor contractura.

Estos resultados generan que la persona se sienta mejor, obteniendo una buena calidad de vida en todo sentido.

Así que quienes padecen artrosis o conozcan a alguien que la tenga, ya pueden ir evaluando los resultados que el tratamiento de ozono da en esta enfermedad para ver como prosiguen.

Foto: La supergalaxia