Nikola Tesla y sus descubrimientos

Nikola Tesla y sus descubrimientos

Nikola Tesla declaró que el oxígeno es el único gas que recogerá y transportará energía eléctrica. Al hacerlo, se vuelve tremendamente activo y busca combinarse con todas las demás sustancias. La lista de sustancias que son inertes al ozono es muy corta, e incluye el cristal, Teflon, Kynar, Viton, Lexan y silicona. Por lo tanto cualquier generador de ozono y equipamiento auxiliar debe estar compuesto solamente por estas sustancias. Hay muchas técnicas diferentes usadas para producir ozono de uso médico, donde la libertad de contaminación es crítica.

Un tipo de generador usa como fuente una lámpara de rayos ultravioleta. Produce una pequeña cantidad de ozono con un ancho de banda de frecuencia estrecho de luz ultravioleta. Este método es adecuado para la purificación del aire, porque en ese ancho de banda, la radiación ultravioleta solo reacciona con oxígeno, pero es muy débil para propósitos médicos. También, la lámpara UV se deteriora con el tiempo y finalmente se quema.

El segundo método de producción de ozono es la descarga de corona, donde un tubo con un cátodo frío o caliente está rodeado por un ánodo de metal. Algunas veces es llamado corona de frío o descarga silenciosa. Los mejores son llamados dieléctrico doble, porque tienen una capa de cristal que separa cada componente del flujo del gas. Esto previene la contaminación del ozono, pero debido a la corriente que va por el metal, son propensos al arco eléctrico y al desgaste. Esto hace que los generadores tengan corta vida. Si algo de agua entrara al tubo, inmediatamente se quema.


Además, los generadores por descarga de corona emanan mucho calor y deben tener grandes ventiladores de refrigeración para prevenir el recalentamiento. Siempre se puede reconocer un generador por descarga de corona por el gran ventilador de refrigeración.

Distintos métodos para producir ozono de grado médico

Distintos métodos para producir ozono de grado médico

La poca durabilidad siempre ha afectado a los generadores por descarga de corona, y fue la razón principal por la que los médicos de los EE.UU dejaron de usarlo en la década del cuarenta, ante la creciente presión de la FDA y la AMA. Los fabricantes de estos generadores demostraban que conocían sus limitaciones ofreciendo solo tres años de garantía.

Afortunadamente, existe un tercer método para producir ozono de grado médico limpio. Ese método es llamado plasma en frío. Utiliza barras de cristal llenas de gases nobles, agitado por alto voltaje. La tensión salta entre las barras, formando un campo de plasma electroestático que transforma el oxígeno en ozono. Dado que no hay corriente apreciable, no hay arco o desgaste. Así el generador durará largo tiempo, limitado solamente por la calidad del transformador. Los generadores de plasma en frío originales fueron inventados por Nikola Tesla en la década del 20 y todavía funcionan 80 años después.

Muchas empresas pretenden tener generadores de plasma en frío, pero un examen siempre demuestra que usan un ánodo de metal, lo que los convierte en descarga de corona, dependiendo de la corriente, y propensos a fallar.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html