Recuperaciones más cortas con ozonoterapia

Recuperaciones más cortas con ozonoterapia

La ozonoterapia ha demostrado ser un excelente tratamiento para las lesiones musculares de los deportistas, no solo en las contracturas musculares, como ya hemos hablado en otra oportunidad, sino en la medicina deportiva en general.

Son muchas las lesiones vinculadas a los deportes, sobre todo a los de alta competencia, que con la ozonoterapia pueden encontrar excelentes resultados.

Hablando del deporte profesional, en estos tiempos que corren en donde la competitividad y necesidad de los equipos, vinculado a la gran inversión en dinero que estos realizan, recuperar a un deportista en los tiempos más cortos es uno de los objetivos principales, la ozonoterapia es sin dudas  una gran aliada para este cometido.


Sus efectos antiinflamatorios y analgésicos, entre otros beneficios, permiten que el deportista logre una recuperación más rápida, y sobre todo ventajosa, ya que, incluso, permite secuelas menos importantes.

El esguince, por ejemplo, es una de las lesiones más comunes en los deportistas. Se trata de una lesión articular aguda, que presenta daños en los ligamentos que le dan estabilidad. Existen esguinces de rodilla, de tobillo, por ejemplo.

La recuperación de un esguince es beneficiosa con la ozonoterapia ya que al contar con potentes efectos antiinflamatorios y analgésicos, acompañado por un tratamiento convencional se transforma en una excelente herramienta terapéutica.

Otro caso es el de la fatiga muscular, una enfermedad crónica que presenta síntomas como debilidad muscular, fatigabilidad, febrícula, sudoración nocturna y dolores musculares o articulares. En este caso la ozonoterapia también funciona, por las mismas razones que lo hace con el esguince, pero además generando  vitalidad y mejor estado de ánimo en el paciente.

La ozonoterapia colabora notablemente con la medicina deportiva, los tratamientos tradicionales, acompañados por este, pueden realmente ser muy beneficiosos para la salud de los deportistas/pacientes.

En el desgarro muscular podemos observar los notables beneficios que este tratamiento tiene.

Al hablar de desgarros musculares nos hacemos referencias a rupturas de fibras musculares, que suelen producirse por una contracción brusca del musculo. En este caso, además de los efectos analgésicos y antiinflamatorios, la ozonoterapia logra: curar la lesión sin cicatriz o con una mínima; una recuperación en más corto plazo; y evita la reincidencia habitual de los desgarros.

La ozonoterapia mejora el metabolismos del oxigeno, aumentando la elasticidad de los glóbulos rojos, ingresando por los capilares hasta los lugares más difíciles del cuerpo, mejorando el transporte de O2, lo que permite una más rápida desaparición de los síntomas y recuperación total.