Un perro con rabia que puede contagiar a las personas

Uno de los primeros post de este blog ha sido Enfermedades que se tratan con ozono, y dentro de las varias enfermedades que son tratadas mediante la ozonoterapia, la rabia es una de ellas. Por ello aquí nos adentraremos en la rabia en los seres humanos.

La rabia es una enfermedad causada por un virus neurotrópico que suele encontrarse en la saliva de los animales infectados. Cuando una persona presenta esta enfermedad, los sistemas nerviosos centrales se irritan generando parálisis y llegando a alcanzar la muerte.

La forma en que las personas se contagian de rabia es por medio del contacto con la saliva del animal enfermo. Y entre los animales que en mayor medida presentan rabia se encuentran los perros, animales que son mascotas de millones de personas en todo el mundo. Así, cuando una persona toma contacto con la saliva infectada de rabia se contagia. No necesariamente hace falta una mordida de los animales rabiosos, simplemente puede contagiarse por medio de un rasguño u herida.

De este modo, el virus de la enfermedad se dirige al sistema nervioso central y desencadena una serie de síntomas y reacciones que deben ser tratadas de inmediato para que la enfermedad no prosiga.

El tiempo de inoculación es diferente según cómo sea el virus, el lugar desde donde el virus entró y la cantidad de éste. Por ejemplo, si el contagio de la rabia fue por medio de la cabeza, cuello o miembros superiores, el periodo de incubación será más corto porque el virus se propaga con mayor rapidez. De modo contrario, si el contagio fue por un mordisco que traspaso la ropa de la persona infectada es probable que se retrase la infección.

Lo importante en esta enfermedad es que el tratamiento se realice cuando se produce la incubación y no cuando los síntomas ya son manifiestos.

Síntomas

  • Fiebre baja (38°C) que puede aumentarse
  • Estado agitado e inquieto
  • Espasmos dolorosos en la laringe
  • Dificultades en la respiración y al tragar
  • Perdida de sensibilidad
  • Convulsiones
  • Temblores y taquicardia

Las personas que tienen rabia suelen sufrir espasmos violentos cuando beben o ven agua. También pueden tener ataques de terror, depresión, alucinaciones, babas y delirio. Este estado excitante se presenta por unos días y luego suele arribar la parálisis.

Por medio de la ozonoterapia se puede prevenir y combatir a esta enfermedad. Claramente los beneficios y propiedades que tiene el ozono sirven para combatir a los virus y mantenerlos lejos y sin causar problemas.

De todos modos, cuando alguien presenta estos síntomas o teme haber sido mordido por un animal rabioso debe dirigirse al médico para que éste lleve adelante el tratamiento y le aplique las vacunas correspondientes. No obstante, ustedes al saber los beneficios de la ozonoterapia, podrán preguntarle por ella y que esta terapia forme parte del tratamiento ya que existen distintas formas de aplicación u administración.

Foto: Commons Wikimedia