Ozono para adelgazar

Ozono para adelgazar

La ozonoterapia se ha impuesto en muchas disciplinas de la medicina, demostrando sus efectos positivos a todos. La podemos encontrar en diversos tratamientos de enfermedades, como también en terapias dentales y para deportistas.

Pero el camino de la ozonoterapia no termina allí. Gracias a las amplias propiedades que tiene, el ozono también es utilizado en el campo de la medicina estética. Incluso sobre este aspecto, hace poco hemos publicado en “Combatir la celulitis con el ozono”, los beneficios que representa el empleo de ozono para este mal de muchas mujeres y también de algunos hombres.

No obstante esto, el ozono es empleado para tratamientos de adelgazamiento. Los resultados que se pueden observar en estos tratamientos son muy efectivos, ya que el ozono, entre sus variadas propiedades, colabora con la reducción del peso, con la quema de la grasa localizada y con la eliminación de la celulitis, contribuyendo de esta forma a la obtención de un cuerpo más moldeado.


A las tantas mujeres que se preocupan por su figura, os invito a probar los efectos de la ozonoterapia para este propósito y disfrutar de un cuerpo más moldeado, regenerado y revitalizado. Estas dos últimas características, regeneración y revitalización, aunque no sea su objetivo principal, lo van a ver reflejado en vuestro cuerpo, ya que el ozono, amén de servir al adelgazamiento, funciona como regenerador de células y revitalizante, haciendo que la piel se rejuvenezca y las líneas faciales que marcan el tiempo se vayan yendo.

Adicionalmente a la preocupación de mujeres por mejorar su cuerpo, está el sobrepeso. Este se presenta como un problema para muchas personas que intentan diversos tratamientos para apaliar este hecho. Y justamente la ozonoterapia, es uno de esos tratamientos que deben probar y considerar en sus decisiones.

Ahora bien, el ozono para adelgazar se suele aplicar de diversas maneras. Una las formas que es muy empleada es la de pinchazos de ozono. Esto consiste en aplicar ozono mediante una aguja muy delgada en la zona del cuerpo donde haya grasa localizada, previamente a una buena limpieza de la piel en dicha zona. Posteriormente a esta aplicación, generalmente es al día después, se suele complementar con masajes linfáticos.

La aplicación de ozono para adelgazar (cantidad y forma)  dependerá de cada caso particular, teniendo en cuenta el sobrepeso, la grasa localizada y  a veces la celulitis que la persona tenga.

Foto: Mujer Global