Sistema Linfático

Sistema Linfático

Las mujeres cuentan con una ventaja anatómica, la insuflación vaginal no requiere preparación alguna, y puede ser administrada por períodos de tiempo prolongados. Normalmente el gas encuentra su camino dentro del útero, fuera de las trompas de Falopio, y luego dentro de la cavidad abdominal. Los problemas de hígado y la enfermedad inflamatoria pélvica (PID) se pueden abordar de esta manera. Es también una buena manera de hacer llegar ozono al sistema linfático.

Para los hombres, limpiar el sistema linfático no es tan sencillo, y requiere el uso de un traje para el cuerpo o de un gabinete de vapor. El traje no es una experiencia estética popular. El gabinete de vapor, sin embargo, es una experiencia placentera. Debido al calor húmedo, los poros se abren, y los capilares se dilatan. El ozono ingresa y oxida las toxinas en grasa, la linfa y la sangre. La piel es el órgano más grande de eliminación. La persona transpira de vuelta las toxinas oxidadas, evitando el depósito de toxinas en el hígado y colon que puede traer los síntomas de shock de sobrecarga tóxica. En cambio, la persona sale del gabinete de vapor sintiéndose extremadamente relajada y ablandada, y lista para la cama. Esta es una manera ideal de contrarrestar el stress del día, fortaleciendo mientras el sistema inmunológico.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html