Obesidad, una enfermedad crónica y problemática

La obesidad es una acumulación excesiva de grasa que puede llegar a ser muy perjudicial para la salud de las personas. Esta acumulación y exceso de grasa se produce por un desequilibrio entre el ingreso de calorías y su desgaste correspondiente. Imaginense una persona que consume considerables calorías en sus comidas diarias y no realice ningún ejercicio físico que gaste parte de ese consumo calórico, indudablemente esta persona tendrá una acumulación de grasa.

La obesidad esta presente en todos los países del mundo y se presenta como un peligro ante la vida sedentaria de muchas personas. Esta es una enfermedad crónica y puede ser causada por diversos factores, los cuales expondremos en párrafos siguientes.

Tanto los niños como los adolescentes, adultos y ancianos, hombres y mujeres, pueden llegar a padecer obesidad. Y quien padezca obesidad estará expuesto a otras enfermedades ya que, como sucede en un circulo vicioso, esta enfermedad puede desencadenar o agudizar otras enfermedades, originando más problemas de salud para las personas.


Una persona con un elevado IMC, Indice de Masa Corporal, lo que es igual a una persona con exceso de grasa en el cuerpo, se expone más fácilmente a padecer las siguientes enfermedades:

  • Enfermedades cardiovasculares (especialmente las cardiopatías y los accidentes vasculares cerebrales).
  • Diabetes.
  • Hipertension arterial.
  • Enfermedades del aparato locomotor, y en particular la artrosis.
  • Algunos cánceres, como los de endometrio, mama y colon.

Como vemos, la obesidad es una enfermedad peligrosa que constituye un factor de riesgo de muchas otras enfermedades más, razón por la cual cobra una gran importancia evitar la acumulación de grasa. Y antes de que veamos este punto, cómo evitar la obesidad, os proponemos ver algunos de los factores que dan lugar a esta enfermedad.

Entre los factores que contribuyen a la obesidad encontramos factores genéticos, metabolicos, psicológicos, socioculturales y alimenticios, entre algunos otros, que evidencian la acumulación de grasa en el cuerpo.

Desde Ozonoterapias, recomendamos llevar una vida saludable y con ejercicios para evitar la obesidad y los problemas de salud que ésta trae aparejada. A continuación, trasncribiremos unos lineamientos de la OMS, Organización Mundial de la Salud, para evitar esta enfermedad:

  • Lograr un equilibrio energético y un peso normal.
  • Reducir la ingesta de calorías procedentes de las grasas y cambiar del consumo de grasas saturadas al de grasas insaturadas.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, legumbres, granos integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta de azúcares.
  • Aumentar la actividad física (al menos 30 minutos de actividad física regular, de intensidad moderada, la mayoría de los días). Para reducir el peso puede ser necesaria una mayor actividad.