Administrar ozono para prevenir y destruir el Cáncer

Administrar ozono para prevenir y destruir el Cáncer

Ahora entendemos el mecanismo químico de respiración y fermentación a nivel celular y como la deficiencia de oxígeno provoca el cáncer. Esta deficiencia de oxígeno, o hipoxia, puede ser causada por muchos factores. Algún tóxico puede ubicar a la célula y prevenir la absorción de oxígeno, o el conducto excretor de una glándula puede taparse, como en el cáncer de mama causado por el taponamiento de la glándula linfática. Pero el resultado final es el mismo. Si la célula es privada crónicamente de oxígeno, y aún no muere, el cáncer finalmente aparecerá. Frecuentemente pequeñas dosis de respiración tóxica es más peligrosa que una única dosis larga, donde existe la posibilidad que las células sean liquidadas en lugar de volverse anaeróbicas y eventualmente cancerosas.

Todos los agentes cancerígenos perjudican la respiración celular. La palabra cancerígeno es una palabra vacía. La investigación constante de más sustancias cancerígenas es una completa pérdida de tiempo y dinero, porque oscurece la verdadera causa del cáncer, que es la falta de oxigenación celular. Además impide el tratamiento apropiado de cáncer con terapias de oxígeno, debido al malentendido de la causa.

Para destruir el cáncer, lo que se requiere es la introducción de enormes cantidades de oxígeno a nivel celular. Esto puede realizarse a través de la ingesta de Homozon o introduciendo ozono. Estos dos tratamientos se han utilizado por más de 100 años, con excelentes resultados. Deben ser administrados repetidamente, ya que el efecto beneficioso es acumulativo.


El ozono también tiene la habilidad de prevenir el cáncer. Si suficiente oxígeno es proporcionado a las células para que nunca estén por debajo del 40%, se mantendrán saludables, excluyendo cualquier envenenamiento químico o de radiación. Es tan simple, y tan complicado, como esto. Muchas personas hoy en día usan generadores de ozono para mantener altos sus niveles de oxigenación celular, para prevenir enfermedades.

El ozono aumenta la micro circulación de la sangre, oxidando la placa en arterias, y reduciendo la aglutinación de glóbulos rojos. Esto les permite recoger oxígeno en los pulmones, e incrementar su flexibilidad, que es crucial para pasar por los finos capilares.

La gente pregunta con frecuencia si tendrán que seguir tomando ozono por el resto de sus vidas. Nosotros decimos que si se quiere prevenir la acumulación de toxinas que podrían resultar en la privación de oxígeno en las células y volverlas anaeróbicas, entones la administración de oxígeno es un pequeño precio a pagar. El ozono administrado en una base diaria asegura que todo el sistema reciba el oxígeno que necesita, así como la eliminación de toxinas y cualquier bacteria, virus o células cancerígenas. Los repetidos tratamientos con ozono son requeridos porque los virus y bacterias parecen ser más susceptibles en las diferentes etapas de su ciclo de crecimiento. Los efectos beneficiosos del ozono son acumulativos, ya que el cuerpo se vuelve más limpio, las toxinas almacenadas son eliminadas y el terreno biológico es mejorado constantemente. De esta manera, se previene el cáncer.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html