Generador de ozono de Nikola Tesla

Generador de ozono de Nikola Tesla

El ozono fue descubierto y nombrado por el científico alemán C.F. Schonbein en 1840.

Los primeros generadores de ozono fueron desarrollados por Werner von Siemens en Alemania en 1857. El primer informe del ozono para purificar sangre en tubos de ensayo fue utilizado por el alemán Dr. C. Lender en 1870.
El primer uso terapéutico Americano del ozono fue hecho por el Dr. John H. Kellogg en saunas de vapor de ozono en su sanatorio Battle Creek de Michigan de 1880, como escribió en su libro, “Difteria: su naturaleza, causas, prevención y tratamiento”. Hemos revivido esta poderosa terapia 100 años después con nuestra empresa, Plasmafire Intl.

En Octubre de 1893, la primer planta de tratamiento de agua del mundo que usó el ozono fue instalada en Ousbaden, Holanda, y hoy hay más de 3000 municipalidades alrededor del mundo utilizan el ozono para limpiar su agua y aguas residuales, inclusive todas las grandes ciudades.

En 1885, la Asociación Médica de Florida publicó “Ozono” del Dr. Charles J. Kenworthy, doctor en medicina, detallando el uso del ozono para propósitos terapéuticos.


En septiembre de 1896, el genio eléctrico Nikola Tesla patentó su primer generador de ozono, y en 1900 formó Tesla Ozone Co. Tesla vendió máquinas de ozono y aceite de oliva ozonizado a los doctores para uso médico (100 años después estamos haciendo las mismas cosas con nuestra empresa, Plamafire Intl., con la adaptación y perfección de otro diseño electroestático aún no patentado construido hasta la década de 1920. Hemos visto varios de estos generadores de 80 años de antigüedad y todavía funcionan perfectamente. Con esto en mente, ofrecemos la única garantía de por vida de un generador de ozono en el mundo).

En 1898, el Instituto para la curación con Oxigenoterapia fue inaugurado en Berlín por Thauerkauf and Luth. Ellos experimentaron con la inyección de ozono. El ozono fue unido al magnesio en proceso catalítico para producir Homozon por el Dr. Eugene Blass en 1898. A principios de 1898, el Dr. Benedict Lust, estableció la práctica de la Naturopatía, basada en la Ozonoterapia.

También en 1898, el Dr. Homeopático S.R. Beckwith, de Nueva York, publicó su folleto describiendo el uso de su invento, el Termo-generador de ozono, en el tratamiento de una amplia variedad de enfermedades.

En 1902, “Un diccionario de Materia Médica Práctica” de J.H. Clarke, Londres, describe el uso exitoso del agua ozonizada (“Oxigenium”) en el tratamiento de la anemia, cáncer, diabetes, gripe, envenenamiento de morfina, las aftas, envenenamiento por estricnina y tos ferina.

En 1902, el Dr. Charles Linder, doctor en medicina, de Spokane, Washington fue publicado en un artículo de un periódico local, que señalaba que inyectaba ozono como parte de su práctica médica estándar.

En 1904, “Los usos médicos de Hydrozone (agua ozonizada) y Glycozone (aceite de oliva ozonizado)” de Charles Marchand, un químico Neoyorquino apareció en su 19ª edición. El libro está en la Librería del Congreso con el sello de aprobación del Cirujano General de los Estado Unidos en él.

Este uso activo del ozono terapéutico es anterior a la creación de la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) en 1906 y, por lo tanto, califica a la Ozonoterapia a estar protegida en la aceptación.

En 1911, “Un manual de trabajo de Corrientes de Alta Frecuencia” fue publicado por el Dr. Noble Eberhart, doctor en medicina, el jefe del Depto. De Terapéutica Fisiológica en la Universidad de Loyola, Chicago. En el capítulo 9, detalla el uso del ozono para tratar la tuberculosis, anemia, clorosis, zumbido en los oídos, tos ferina, asma, bronquitis, fiebre de heno, insomnio, pulmonía, diabetes, gota y sífilis.

En 1912, el Dr. H.C. Bennett publicó “Guía Electro-Terapéutica”. Describió el uso del Ozol, ozono respirado después de correr a través de eucalipto, pino o aceites de tomillo.

Dr. Otto Warburg, ganador de 2 premios Nobel de Medicina

Dr. Otto Warburg, ganador de 2 premios Nobel de Medicina

En 1913, la Asociación Oriental para Oxigenoterapia fue formada por Eugene Blass y algunos asociados Alemanes.

Durante la Primera Guerra Mundial, (1914-1918) el ozono fue utilizado para el tratamiento de heridas, pie de zanja, gangrena y los efectos del gas tóxico.

El Dr. Albert Wolff de Berlín también utilizó el ozono para el cáncer de colon, cáncer de cervical y úlceras por decúbito en 1915.

En 1920, el Dr. Charles Neiswanger, Doctor en Medicina, presidente del Hospital de Chicago, Facultad de Medicina publicó “Práctica Electro Terapéutica”. El capítulo 32 fue titulado “El Ozono como Agente Terapéutico”. En la década del 20, Nikola Tesla permitió la producción bajo licencia de un purificador de aire de ozono en Canadá, basado en su diseño de plasma en frío.

En 1926, el Dr. Otto Warburg del Instituto Kaiser en Berlín anunció que descubrió que la causa del cáncer es una falta de oxígeno a nivel celular. Por su descubrimiento, fue galardonado con el Premio Nobel de Medicina en 1931 y de nuevo  en 1944, la única persona que ha recibido 2 premios Nobel de Medicina. También fue nominado para un tercero.

En 1929, un libro llamado “El Ozono y su Acción Terapéutica” fue publicado en los EE.UU. catalogando 114 enfermedades y como tratarlas con ozono. Sus 40 autores eran los jefes de los principales hospitales de América.

En 1930, el dentista Suizo Dr. E. A. Fisch usaba el ozono en odontología, y escribió muchos artículos sobre él. También lo introdujo al cirujano Austríaco Dr. Erwin Payr en 1932.

[En 1933, la Asociación Médica, dirigida por Morris Fishbein, establecía la eliminación todos los tratamientos médicos que eran competitivos a la terapia con medicamentos. Esta eliminación de la Ozonoterapia en los EE.UU luego comenzó entonces, y continua actualmente, excepto en diez estados Norteamericanos, donde los médicos están protegidos legalmente. Por orden de la AMA (Asociación Médica Americana) la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) comenzó a apoderarse de los generadores en la década del 40’]

En 1935, M. Sourdeau publicó un artículo en “Ozono en Terapia” en Francia.

Los Doctores Aubourg y Lacoste eran médicos franceses que utilizaron la insuflación de ozono en 1934-1938. Aubourg escribió “Ozono Médico: producción, dosificación y métodos de aplicación clínica” en 1938. Suministró ozono por recto, vagina, inyectado en heridas y por la respiración. En 8000 aplicaciones, no hubo efectos secundarios perjudiciales.

El Dr. Hans Wolff escribió el libro “Ozono Médico” en la década del 40’.

En 1942, “Desintoxicación Gordon e Hidro Cirugía: Teoría y Práctica” fue publicado cubriendo los usos médicos del ozono como higienizador de colon.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Dr. Robert Mayer aprendió de la Ozonoterapia por prisioneros de guerra alemanes en la isla Ellis, y usó el ozono en la práctica por los 45 años siguientes.

En 1944, el Dr. Otto Warburg ganó su segundo Premio Nobel en Medicina por su descubrimiento de la causa básica del cáncer en la respiración celular dañada.

En 1948, el Dr. William Turska de Oregón comenzó a utilizar una máquina de ozono diseñada por él (Aethozone). En 1951, el Dr. Turska escribió el artículo “Oxidación”, todavía vigente.

En 1952, el Instituto Nacional de Cáncer verificó los descubrimientos del Dr. Otto Warburg respecto de la falta de oxígeno como la causa del cáncer.

Desde 1953, el Dr. alemán Hans Wolff viene formando a muchos médicos en la Ozonoterapia.

En 1954, Frank Totney publicó “Oxígeno: Maestro del Cáncer”.

La historia de la medicina del ozono

La historia de la medicina del ozono

En 1956, el Dr. Otto Warburg publicó “Sobre el origen de las células cancerígenas” en Ciencia, 24 de febrero de 1956, Vol. 123, Num. 3191.

En 1957, el Dr. J. Hansler patentó un generador de ozono que ha formado las bases de la expansión de la Ozonoterapia en Alemania de los últimos 40 años. Hoy, más de 8000 médicos alemanes usan la Ozonoterapia diariamente.

En 1957, la Enciclopedia de Tecnología Química afirmaba: “Durante los 80 años de historia de uso del ozono a gran escala, nunca ha habido una muerte humana que se atribuyera a él”.

En 1961, el Dr. Hans Wolff introdujo las técnicas de mayor y menor autohemoterapia.

En 1966, el Dr. Otto Warburg, hoy director del Instituto Max Planck de Fisiología Celular, celebró una conferencia sobre “La causa principal y la prevención del cáncer” en una reunión de premios Nobel en Lago Constanza, Alemania.

En 1971, el Dr. Hans Wolff y el Prof. Dr. Siegfried Rilling fundaron La Sociedad Médica Alemana para la Ozonoterapia.

En 1972, La Asociación Internacional de Oxigenoterapia fue fundada por el Dr. George Freibott como sucesora de la Asociación Oriental de la Oxigenoterapia de 1913.

En 1977, el Dr. Renate Viebahn proporcionó una descripción de la acción biológica del ozono.

En 1979, el Dr. George Freibott trató eficientemente con ozono a un paciente haitiano con SIDA que sufría del sarcoma de Kaposi.

En 1980, el Dr. Horst Kief también informó el uso exitoso de la Ozonoterapia para pacientes con SIDA.

En 1980, F. Sweet, et al, publicó “El ozono inhibe selectivamente el crecimiento de células cancerígenas humanas” en la revista Science (Ciencia), Vol. 209.

En 1982, el manual médico alemán “Ozono Médico” es publicado por el Dr. E. Fisher Publicaciones Médicas en Heidelberg.

En 1983, la primer conferencia médica de ozono de la Asociación Internacional del Ozono fue celebrada en Washington, D.C., EE.UU. Los extractos fueron publicados en el libro “Aplicaciones Médicas del Ozono”, compilado y editado por Julius Laraus.

En 1985, el Dr. Renate Viebhan publicó “El proceso bioquímico subyacente a la Ozonoterapia”. El Dr. Siegfried Rilling publicó “Aplicaciones clínicas básicas de la Ozonoterapia”.

En 1987, los Doctores Siegfried Rilling y Renate Viebahn colaboraron en la publicación “El uso de la medicina de ozono”, hoy el texto médico modelo en la aplicación del ozono.

En 1990, los cubanos informaron el uso exitoso de ozono para el tratamiento de glaucomas, conjuntivitis y retinitis pigmentosa.

En 1992, los rusos informaron el uso exitoso de ozono en un baño de salmuera para el tratamiento de quemaduras.

En junio de 1994, Plasmafire Intl. esponsoreó un simposio de ozono en Vancouver, con 160 asistentes, y como resultado directo, la Ozonoterapia es reconocida como una modalidad aceptada por la Asociación  Naturopática de BC, con más de 40 naturópatas tratando actualmente pacientes con Ozonoterapia.

Hoy, después de 125 años de uso, la Ozonoterapia es reconocida en Alemania, Italia, Francia, Rusia, Rumania, Polonia, República Checa, Hungría, Yugoslavia, Bulgaria, Israel, Japón, Singapur, Brasil, Cuba, Méjico, 4 provincias Canadienses y 14 estados de EE.UU (Alaska, Washington, California, Colorado, Nevada, Nuevo Méjico, Texas, Oklahoma, Georgia, Nueva York, Carolina del Norte, Ohio, Minnesota).

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html