Esterilizar los ambientes y equipos con ozono: Esencial para evitar contagios

La existencia de un ambiente o habitación sana, sin bacterias ni malos olores es el objetivo de muchas personas que, mediante la higiene y limpieza, tratan de alcanzar este ambiente ideal. Pero este objetivo se realza aún más en clínicas, centros médicos y hospitales, lugares donde acuden personas enfermas y pueden dar lugar a contagio de enfermedades.

Gran parte de las enfermedades infecciosas se adquieren por contagio. Las bacterias circulan por todos lados, se adhieren a la ropa, a los muebles, a la piel y a muchos lugares más. Y en los lugares sanitarios, estas bacterias se potencian requiriendo una excelente esterilización de los ambientes.

Dentro de las distintas formas de esterilizar los ambientes se emplean productos químicos y rayos UV, entre otros más. Pero estos tienen sus desventajas: o son costosos o tienen contraindicaciones. Por ello, una de las formas de esterilizar los ambientes que va ganando terreno es mediante el ozono.

El ozono es un gas muy efectivo para combatir las bacterias que estén en un ambiente y desinfectarlo correctamente. Incluso su empleo no es costoso. Con esto, podríamos decir que el ozono se convierte en la forma ideal de esterilizar el ambiente.

Se pueden utilizar ozonificadores, los cuales largan el ozono al aire para que éste actúe y termine con todas las bacterias, gérmenes y también con los olores; un aspecto que es muy particular en lugares sanitarios y que causa desagrado a más de uno. De este modo, el ozono ataca, combate y elimina a las bacterias reduciendo el riesgo de contagio de enfermedades.

Así mismo, como hemos adelantado, los hospitales y clínicas son centros donde se contagian muchas enfermedades. Y esto es algo ilógico que debe reducirse o desaparecer ya que no es aceptable que en los lugares donde uno se cura, se enferme. No obstante, al estar presente muchas personas enfermas esto puede suceder.

Para que el riesgo de contagio sea mínimo, la desinfección de los ambientes es vital. Y para esto, lo más efectivo es el ozono ya que éste es un gas con alto poder de oxidación que destruye todo tipo de microorganismos y, al mismo tiempo, desodoriza el ambiente logrando una mayor limpieza y sensación de bienestar en las personas que van a las salas donde están los generadores de ozono.

Y así como el ozono es especialmente recomendado en los lugares sanitarios, también lo es para las viviendas ya que en ocasiones algún integrante de la familia se enferma o viene alguien a visitar que está incubando alguna enfermedad y, consecuentemente, hay bacterias y gérmenes. Aquí, el generador de ozono seria un excelente aliado para combatir a los gérmenes y velar por una mejor salud.

Foto: Clinica por Gobierno Federal en Flickr