Plasma en frío

Plasma en frío

En 1993, nos mostraron a mi compañero y a mí un generador de ozono de la década del 20, que operaba con aire. Con esa idea básica como guía, podíamos perfeccionar el diseño de Tesla usando oxígeno puro como fuente, produciendo la más alta calidad en generadores de ozono médico disponible. Desde entonces, más de estos 3000 tubos todo-cristal Plasmafire han sido vendidos, y ninguno ha fallado jamás. La ventaja de este sistema es su longevidad inherente y la absoluta pureza de la corriente de salida 02/03. No hay metales de ningún tipo, por lo tanto no hay posibilidad de contaminación, o cortocircuito. Los tubos pueden funcionar continuamente sin ventilador refrigerante, incluso funcionando 24 hs. al día, que lo hacemos cuando fabricamos gel de aceite de oliva ozonizado (Nature’s Gift). Muchos competidores desean tener generadores de este tipo, pero solo somos fabricantes de generadores de ozono médico con verdaderos tubos de plasma en frío. Esta tecnología tolera una entrada accidental de agua en el tubo sin quemarse. Si esto pasara, simplemente se hace correr oxígeno a través del tubo hasta que se seca.

La técnica de plasma en frío tiene su propia idiosincrasia, una de las cuales es su máxima concentración (alrededor de 70 ug/cc). Es interesante notar que la reacción más fuerte del sistema inmune (la producción de interleucina-2 e interferón gama) ocurre con concentraciones de ozono de 30 – 55 ug/cc ( El Uso del Ozono en Medicina – Rilling y Viebahn, 1987). El instinto de Tesla acerca del plasma en frío como el mejor método de producción de ozono para uso médico ahora ha sido verificado en los tiempos modernos.


Ozono limpio

Ozono limpio

Otro rasgo del plasma en frío es su tiempo de acumulación lento y su sensibilidad al ritmo fluido. Tomamos ventaja de esta sensibilidad usando una tecla reguladora de precisión, la cual permite al usuario establecer un caudal de 1 / 32 litros por minuto (1/32 l/m) para alcanzar (de manera segura) la más alta concentración. Esto se adapta perfectamente a la insuflación. Sobre la inserción y participación del generador, una pequeña concentración esta siendo producida. Con el paso del tiempo, la concentración aumenta lentamente, permitiendo al cuerpo ajustar y absorber la máxima cantidad de ozono. Dentro de los tres minutos, el campo de plasma está totalmente establecido, con el generador produciendo al máximo de su concentración, y el cuerpo es capaz de absorber el ozono al ritmo que está entrando. Con esta técnica, la gente hace insuflaciones rectales que duran de 15 a 20 minutos e insuflaciones vaginales por 15 o 45 minutos. En el oído, 5 a 15 minutos es suficiente.

La fiabilidad y la limpieza siempre han sido problemas para los fabricantes de generadores de ozono. Es fácil y barato fabricar un generador de ozono; sin embargo, construir un generador que produzca ozono limpio y dure toda la vida no es fácil, ni barato. Creemos que con nuestros productos hemos alcanzado este objetivo. Por ello, ofrecemos con seguridad garantía de por vida sobre nuestro únicos generadores de ozono electroestáticos de plasma en frío Plasmafire.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html