Aplicar ozono en un sauna de vapor puede levantar la temperatuta

Aplicar ozono en un sauna de vapor puede levantar la temperatuta

A diferencia de otros métodos de aplicación, utilizar ozono en un sauna de vapor inducirá la “crisis de curación”, la cual se siente como tener fiebre durante unos días. La gente debería estar informada de este efecto para que puedan estar preparados, y darle la bienvenida como un signo de curación beneficiosa. Las erupciones en la piel son comunes a medida que las toxinas son rápidamente eliminadas a través de la piel. Frecuentemente la erupción da mucha picazón, que puede ser aliviada administrando enzimas proteasas, y aplicando la crema Gardener’s Dream.

Cuanto más frecuentes sean los tratamientos, tanto más rápida será la curación, y las reacciones de curación serán más intensas. Se volverá tan incómodo que la persona necesitará reducir la frecuencia de los tratamientos de una vez por día a una vez por semana. Los tratamientos típicos son de una vez por día durante 30 minutos. Las personas con problemas cardíacos deberían limitarse a 15 minutos a una temperatura más baja en las primeras sesiones, incrementando a 20, 25 y luego 30 minutos, a medida que el cuerpo se ajusta con el tiempo al estrés termal. Las personas que han tenido derrame cerebral no deberían hacer saunas, pero pueden utilizar el ozono de otras maneras.

El caudal de ozono dentro del gabinete está a 1/2 l/m a fin de llenar el gran volumen y superar la pérdida de ozono al calor. Los rangos de concentración van de 35 a 40 ug/ml. Generalmente una serie de tratamientos consiste de 10 a 30 aplicaciones.


El efecto del ozono en cualquier órgano puede ser intensificado aplicando ventosas con un embudo mientras se esté en el gabinete de vapor. Esto es especialmente efectivo contra la hepatitis, diverticulitis, pancreatitis y cáncer. También involucra activamente a la persona en asumir la responsabilidad por iniciar el proceso de curación. El caudal para aplicar ventosas debería ser de 1/8 l/m, con concentraciones de 40 – 50 ug/ml.

Las nuevas técnicas de aplicación son: ubicar la salida del tubo en la axila y manteniendo el brazo contra el cuerpo, para que el ozono ingrese en el sistema linfático; colocando el extremo del tubo en la boca para tratar los dientes, (evitando cuidadosamente la inhalación o ingesta); y sentándose sobre el extremo del tubo, para que el ozono puede entrar en la zona del perineo.

Combatir el cancer con la ozonoterapia

Combatir el cancer con la ozonoterapia

La aplicación transdérmica del ozono combinada con la hipertermia en el gabinete de vapor es el tratamiento elegido para cualquier tipo de cáncer (el tratamiento del cáncer cerebral puede ser suplantando con la insuflación de ozono en el oído a 1/32 l/m). Las células cancerígenas son fuertemente empaquetadas en su intento por forzar su camino entre otras células, y son por lo tanto menos capaces de expulsar calor. Esto explica el efecto que tiene el estrés térmico combatiendo el cáncer. Tanto el estrés térmico como el ozono matan el cáncer, por lo que este tratamiento ofrece la mejor oportunidad para eliminar las células que fermentan el azúcar anaeróbicamente, detiene la metástasis y restaura la función aeróbica saludable. El ozono es capaz de buscar y destruir todas las células cancerígenas con más efectividad que el crudo bisturí del cirujano. Además el ozono oxida las toxinas que causan el problema original, y por lo tanto previene la reaparición. Esto está en marcado contraste con la quimioterapia, la cual es inmunosupresora, y la radiación que en realidad provoca cáncer.

Utilizando el ozono con hipertermia en un sauna de vapor se limpiarán todos los tejidos del cuerpo y provocará la crisis de curación, que no es visto con otros métodos de entrega, prueba que esta es la mejor manera de lograr la cuidadosa limpieza de todas las toxinas.

Es fundamental que los intestinos no permanezcan obstruidos durante estos tratamientos,  con el fin de que las toxinas sean eliminadas completamente del sistema y no sean reabsorbidas. Los mejores métodos para asegurar esto son por la ingestión de 6 – 8 vasos de agua ozonizada al día (siempre en ayunas), grandes cantidades de fibra (como el psilio o pectina), grandes cantidades de Vitamina C natural (3000 mg 3 veces al día), aceite de lino y/o Homozon.

En combinación con una exhaustiva dieta, la limpieza de colon, hígado y parásitos, y el ejercicio apropiado, este programa ofrece a la persona la mejor oportunidad de recuperar la salud óptima.

Métodos y productos para hacer frente a la erupción de respuesta de curación

  1. Limpieza de hígado
  2. Enzimas proteasas
  3. Aceite de oliva ozonizado, tópicamente
  4. Crema Gardener’s Dream, tópicamente
  5. Carbón líquido activado, internamente
  6. Vitamina B12: hasta 1500 microgramos a la vez
  7. Jugo de avena, tópicamente
  8. Peróxido de hidrógeno al 3%, tópicamente
  9. Plata coloidal, tópicamente
  10. Aceite de Emú, tópicamente
  11. Vodka, tópicamente
  12. Crema para la picazón, tópicamente
  13. Lactato de calcio
  14. Polvo Lycopodium
  15. Productos homeopáticos: Psoriaheel; Schwef-Heel
  16. Acido bórico en polvo, tópicamente
  17. Pasta en polvo Bentonita, tópicamente
  18. Aceite de cártamo, tópicamente.
  19. Mantequilla de Cocotero, tópicamente
  20. Cumarindine
  21. Crema Nature Dream “Cu-Well”
  22. Crema herbácea para la piel Zambesia Botanicals
  23. Baño en tina con sales del Mar Muerto de Masada
  24. Carbón líquido activado

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html