La diabetes es otra de las enfermedades a las que se suele aplicar diversos tratamientos de ozono con resultados beneficiosos.

El ozono en el pie diabético

Una de las aplicaciones de la ozonoterapia en la diabetes involucra al pie diabético. Y aquí cuidado con confundir “pie diabético”, el cual es una infección, ulceración o destrucción de los tejidos profundos relacionados con alteraciones neurológicas y distintos grados de enfermedad vascular periférica en las extremidades inferiores que afecta a pacientes con diabetes mellitus, con el pie de cualquier persona diabética. No todos los diabéticos presentan esta complicación.

Aclarada esta cuestión, os cuento que se ha comprobado muy buenos resultados en el pie diabético con los tratamientos de ozono. Este tipo de tratamientos es muy efectivo contra las infecciones y, consecuentemente, con las infecciones que se pueden presentar en el pie de una persona diabética, evitando que la infección avance y se llegue a la amputación.


Otra de las características que le podemos atribuir al ozono, es su buen desempeño en las heridas. Esta característica es esencial para combatir al pie diabético, ya que éste consta de una grave herida donde la circulación se ve comprometida o bien de una importante infección. En ambos sentidos, las particularidades del ozono son muy bien valoradas, y más teniendo en cuenta que pueden prevenir la amputación y empeoramiento  de la persona que padece esta complicación de la diabetes.

Continuando con algunos de los beneficios de la ozonoterapia en este tema, podemos nombrar los siguientes:

  • Efecto antibacteriano a nivel sistémico y local debido a la formación discreta de peróxidos.
  • Efecto estimulador de secreción de óxido nítrico, que es el mayor y más potente vasodilador del endotelio.
  • Incremento de la elasticidad del glóbulo rojo, permitiéndole mayor penetración en la microcirculación y por lo tanto, mejorando el riego sanguíneo.
  • Incremento de la producción, a nivel del glóbulo rojo, del 2,3 DPG (difosfoglicerato) responsable de la cesión de oxígeno a los tejidos.
  • Mejoramiento del metabolismo del oxígeno por aumento de la utilización de la glucosa, de los ácidos grasos y por la activación de enzimas antirradicales libres.

Todo esto se traduce en una notable mejora de la cicatrización de las infecciones del pie diabético.

Respecto a la aplicación del ozono, éste se puede aplicar de forma local, o bien lavando la herida con agua ozonizada o pasando aceite ozonizado. También se puede aplicar ozono por vía rectal.

Como podemos ver, es un buen tratamiento para tener presente, el cual es avalado por sus buenos resultados en personas que ya lo han probado.