La Leishmaniasis es una enfermedad zoonótica causada por diferentes especies de protozoos del género Leishmania. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad van, desde úlceras cutáneas que cicatrizan espontáneamente hasta formas fatales en las cuales se presenta inflamación severa del hígado y del bazo. La enfermedad por su naturaleza zoonótica, afecta tanto a perros como humanos

El agente se transmite al humano y a los animales a través de la picadura de hembras de los mosquitos chupadores de sangre pertenecientes a los géneros Phlebotomus del viejo mundo y Lutzomyia del nuevo mundo, de la familia Psychodidae.


¿Cómo curar esta enfermedad?

Según algunos veterinarios están aplicando una técnica revolucionaria con Ozono. El tratamiento consiste en aplicar Ozonoterapia al animal de la siguiente forma:
1. Ozonizan agua durante 10 minutos con “La Maquina de La Vida” y lo dan a beber al animal de inmediato.
2. Con la misma máquina insuflan por vía rectal una cantidad de Ozono de 100cc.
3. Aplican aceite de oliva tratado con “La Maquina de La Vida” por vía tópica de 1 a 3 veces al día en las zonas afectadas, normalmente suelen aparecer en las orejas, en la boca, alrededor de los ojos y en las patas.

Los veterinarios que aplican esta técnica aconsejan dar de beber el agua de inmediato una vez ozonizada y cuantas más veces mejor durante el día con el estomago vacio para una mejor asimilación.

En un primer momento el animal recupera vitalidad y las zonas ulcerosas tratas con el aceite comienzan a secarse, aminoran sus abultamientos y su posterior desaparición.

Con ello garantizan la limpieza del parasito en la sangre y el animal recupera su salud después de unos días de tratamiento.

Imagen: There are so many dogs living like this. How can I save them all? por AmazonCARES en Flickr