El ozono inhibe el metabolismo tumoral

El ozono inhibe el metabolismo tumoral

A continuación los lineamientos acerca del trabajo del ozono y sus excelentes resultados:

1_ Inactivación de bacterias, virus, hongos, levaduras y protozoos: El ozono perturba la integridad de la envoltura celular bacteriana a través de la oxidación de los fosfolípidos y las lipoproteínas. En hongos, el ozono inhibe el crecimiento de la célula en ciertas etapas. Con los virus,  el ozono daña la cápside viral y altera el ciclo reproductivo interrumpiendo el contacto del virus con la célula con peroxidación. Las capas de enzima débil en células, que las hace vulnerables a la invasión de virus, las hace susceptibles a la oxidación y eliminación del cuerpo, las cuales luego las reemplaza con células saludables.

2_ Mejora de la circulación: en enfermedades circulatorias, una aglutinación de glóbulos rojos en sangre dificulta el flujo sanguíneo a través de los pequeños capilares y disminuye la absorción de oxígeno debido a la reducción del área de la superficie. El ozono reduce o elimina el aglutinamiento, y la flexibilidad de los glóbulos rojos es restaurada, junto con la capacidad de trasladar oxígeno. La oxigenación de los tejidos aumenta a medida que la presión arterial parcial aumenta y la viscosidad disminuye. El ozono también oxida la placa en arterias, permitiendo la eliminación de los productos degradados, desatascando los vasos sanguíneos.


3_ Estimulación del metabolismo de oxigenación: El ozono provoca un incremento en la tasa de glucólisis en glóbulos rojos. Esto conduce a la estimulación de 2 ,3–difosfoglicerato (2, 3 – DPG) que conduce a un incremento de la cantidad de oxígeno liberado a los tejidos. El ozono activa el ciclo de Krebs mediante la carboxilación oxidativa de piruvato, estimulando la producción de ATP. El ozono también provoca un incremento en el proceso de reducción de NADH y contribuye a la oxidación del citocromo C. Existe una estimulación de la producción de enzimas que actúa como limpiador de radicales libres y protector de la pared celular: glutatión peroxidasa, glutatión reductasa, catalasa y superóxido dismutasa. La producción de prostaciclina, un inhibidor de la agregación plaquetaria, y un vasodilatador, también es inducido por ozono.

4_ Formación de peróxidos: el ozono reacciona con los ácidos grasos insaturados de la capa de lípidos en las membranas celulares, formando hidroperóxidos. Existe un efecto sinérgico con forma celular H202. Los productos de peroxidación lipídica incluyen radicales alcoxil y peroxil, oxígeno singlete, ozónidos, carbonidos, carbonilos, alcanos y alquenos.

5_ Disolución de tumores malignos: El ozono inhibe el metabolismo tumoral. Además, el ozono oxida la capa lipídica exterior de células malignas y las destruye por medio de la lisis celular (colapso). Los fagocitos producen H2O2 e hidroxilo y ozono para matar bacterias y virus. La generación del hidroxilo por células asesinas es crítico para su capacidad citotóxica. El ozono estimula la conversión de arginina a citrulina, nitritos y nitratos por los fagocitos, promoviendo su acción sobre los tumores.

6_ Activación del sistema inmune: el ozono administrado a una concentración de entre 30 y 55 ug/cc provoca el mayor crecimiento en la producción de interferón y de factor de necrosis tumoral (TNF) e interluquina 2. La producción de interluquina 2 lanza toda una cascada de subsecuentes reacciones inmunológicas.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html