Cómo saber si tengo una enfermedad cardiovascular

Cómo saber si tengo una enfermedad cardiovascular

Como ya hemos visto, las enfermedades cardiovasculares son enfermedades relacionadas con el corazón y con los vasos sanguíneos (arterias y venas), siendo las enfermedades que más vida se cobran en todo el mundo.

Pero más allá de conocer la esencia de estas enfermedades, cuáles son y los principales factores de riesgo, debemos saber cuáles son las “señales” más frecuentes de las enfermedades cardiovasculares, ECV, para estar atentos a ellas y poder actuar a tiempo y prevenir situaciones.

En este post abordaremos algunos síntomas que son usuales que las personas tengan cuando están por sufrir un ataque cardiaco o derrame cerebral. Vale aclarar que no todos experimentamos las mismas sensaciones o situaciones y que a veces estas “señales de alerta” pueden aparecer y desaparecer. No obstante esto, éstas sirven para estar alertas y tomar algunos recaudos previos.


En el caso de un ataque cardiaco, generalmente se suelen experimentar las siguientes sensaciones:

  • Malestar en el pecho. Se puede sentir una gran presión o un dolor muy fuerte como si algo estuviera aplastando al pecho. Recuerdo cuando alguien muy cercano me dijo “Parece como si un elefante estaría pisando mi pecho”. Esta presión o dolor puede durar algunos minutos, como también desaparecer y al rato volver a presentarse.
  • Dolor en más partes del cuerpo. Como consecuencia del malestar en el pecho, puede ser que el dolor se extienda a un brazo o a ambos, como a la espalda, al estomago o a la mandíbula.
  • Estado de náuseas, vómitos, sudor frio e inestabilidad.

En general, el dolor de pecho siempre se hace presente. Y en el caso de las mujeres, éstas suelen experimentar más señales que los hombres.

Por otro lado, adentrándonos en el derrame cerebral, debemos considerar las siguientes “señales de alerta”:

  • Estados de confusión repentinos, inconvenientes para hablar y/o comprender lo que nos dicen.
  • Pérdida de sensibilidad repentina. También puede darse el caso de parálisis de la cara u otra extremidad (brazo o pierna), presentándose mayormente en un solo lado del cuerpo.
  • Inconvenientes con la visión, tanto para ver con un ojo o con ambos. También puede presentarse la visión nublada o una visión doble.
  • Mareos, náuseas, inestabilidad y dificultad repentina para caminar o coordinar.
  • Intenso y repentino dolor de cabeza.

Como podemos ver, todas las señales suelen presentarse de forma repentina.

Recuerden que estas señales, tanto para el ataque cardiaco como para el derrame cerebral,  no son regla general. Sirven para estar alertas y actuar rápido frente a ellas, ya que los tratamientos para las enfermedades cardiovasculares son más efectivos si se los comienza a aplicar durante la primera hora luego de sucedido el hecho.