Los alimentos ricos en hierro cumplen un importante papel para prevenir la anemia

Los alimentos ricos en hierro cumplen un importante papel para prevenir la anemia

Anteriormente, en “Anemia: Qué es, causas y síntomas”, hemos visto que la anemia es un trastorno de la sangre que se desencadena por una baja concentración de hemoglobina en sangre, siendo la causa principal la falta de hierro en el organismo.

Una vez conocidos estos aspectos, es importante conocer cómo hacer para prevenir la anemia. Y sabiendo como poder prevenirla, debemos encaminar nuestras acciones a dicho fin, para así tener un óptimo estado de salud.

En este sentido, la alimentación cumple un rol protagónico. Una buena alimentación, rica en hierro, nos otorgará la cantidad suficiente de hierro para que nuestro cuerpo no padezca anemia, y esos síntomas propios de la misma no aparezcan en nuestras vidas.


Para comenzar a tener en cuenta los alimentos que ingerimos en función al hierro que el cuerpo necesita, debemos comenzar sabiendo la cantidad de hierro que se recomienda ingerir. En el caso de los hombres, la cantidad de hierro que el cuerpo necesita es de 9 mg diarios, y en el caso de las mujeres, la cantidad es de 18 mg diarios.

Ahora sí, veamos que alimentos son recomendables consumir para una correcta alimentación.

Carne: Se debe alternar el consumo de todo tipo de carne (roja y blanca), y consumirlas entre dos y tres veces por semana. El hígado y la carne de vaca y ternera, son las más ricas en hierro.

Legumbres: Los distintos tipos de legumbres, como los garbanzos, lentejas, alfalfa o porotos, tienen importantes cantidades de hierro, y también de cobre, carotinoides, vitamina B1 y otros nutrientes más. También se recomienda una ingesta mínima de dos o tres veces por semana de legumbres.

Frutas y verduras: Los beneficios de estas, amén de la aportación de hierro al cuerpo, es que son una fuente de vitaminas. Acá se recomienda ingerir diariamente frutas y verduras.

Frutos secos: Estos frutos contienen un elevado porcentaje de hierro, pero debe haber un consumo regulado, ya que si el consumo de frutos secos es elevado, puede ser contraproducente. Entre estos frutos encontramos a la nuez, a las avellanas, almendras y pistachos.

Pescados y mariscos: Alimentos de una gran importancia para prevenir la anemia, sobre todo los mejillones son muy ricos en hierro. Se aconseja consumirlos entre tres y cuatro veces por semana.

Teniendo en cuenta estos alimentos, os aconsejamos planificar una correcta alimentación con comidas que incorporen la dosis que hemos mencionado en cada uno de los distintos tipos de alimentos.

Para concluir, dos cosas. Una, recuerden que la combinación de carnes y vegetales es muy buena para este fin. Dos, algunos consejos:

  • En la condimentación de ensaladas, emplear limón en lugar de vinagre, ya que este inhibe la absorción del hierro en el organismo.
  • En las verduras, consumir las de hoja verde (lechuga o espinaca).