Combatir el mal aliento con agua ozonizada

El mal aliento es la pesadilla de miles de personas en todo el mundo que procuran distintos tratamientos para revertir la situación. Este problema afecta en mayor o menor medida a las personas, pero seguramente a todas les ha hecho pasar alguna que otra situación embarazosa.

Así, este problema se convierte en una preocupación constante que se acrecienta cuando hay que tener una conversación con un jefe, con algún cliente, o cuando hay que dar un examen oral en la facultad, o salir con algún chico/a… En fin, el mal aliento genera diversas situaciones que nos producen una gran incomodidad.

Este mal aliento es conocido como halitosis. Es una afección que afecta a la mayoría de la población y, en ocasiones, suele indicar enfermedades. La boca es un caldo de cultivos de bacterias que se intensifican con el estrés, la existencia de caries, infecciones de encías, consumo de alcohol, tabaco, etc. Generalmente, este problema surge con la putrefacción de restos de alimentos que quedan en la boca, los cuales dan lugar a compuestos sulfúricos volátiles que son los causantes del mal olor en la boca. Sin dudas, nadie quiere tener mal aliento, pero ahora bien ¿Cómo hacer? ¿Cómo prevenir o combatir el mal aliento?

Para atacar al mal aliento la higiene bucal es esencial. Un buen cepillado de dientes tras cada comida, utilización de seda dental, visitas al dentista, etc., no deben faltar. No obstante, aquí os hablaremos de los beneficios del ozono para eliminar el mal aliento.

Este gas tiene un gran efecto germicida que actúa rápidamente atacando a las bacterias. De este modo, el ozono es capaz de inhibir y eliminar las bacterias, hongos y virus de la boca impidiendo que las bacterias se reproduzcan y se genere ese mal olor de aliento.

La aplicación de ozono sugerida para la halitosis es por medio del agua ozonizada, ya sea con su ingesta como en la realización de enjuagues bucales. Esta agua, junto a las medidas higiénicas bucales correspondientes, minimizará la existencia de bacterias en la boca contrarrestando la gran molestia del mal aliento. Lo recomendable es consultar con vuestro odontólogo quien os podrá indicar mejor sobre este uso, o bien emplear el agua ozonizada como un hábito familiar. En este último caso, los beneficios serán muchos y no sólo se circunscribirá a contrarrestar al mal aliento.

Foto: Aliento por |avier en Flickr