Blanqueamiento dental con ozono

Dentro del campo de la odontología, el ozono es un excelente aliado que los profesionales tienen a su alcance para poder emplearlo en distintos tratamientos, mostrando, en todos ellos, muy buenos resultados.

En una oportunidad anterior, en Ozonoterapia dental, hemos hecho una primera aproximación de la aplicación de ozono en la odontología, tanto en sus formas de aplicarse como en algunos tratamientos dentales donde el ozono se puede implementar. Pero en esta oportunidad, nos adentraremos en solo uno de estos tratamientos dentales: Blanqueamiento dental.

Los dientes son un aspecto importante de las personas; el cuidarlos y mantenerlos sanos debe ser perseguido por todos. En este sentido, con el paso de los años; el consumo de café, tabaco, alimentos pigmentados;  la ingesta de flúor; la acumulación de la placa y depósitos de sarro, entre otras cuestiones más, se llega a una situación donde los dientes van perdiendo su blancura y tomando un color indeseado por las personas. Es por ello que os proponemos ver un efectivo tratamiento de blanqueamiento dental a base de ozono.


Este tratamiento blanqueador de dientes a base de ozono garantiza una elevada eficacia, a diferencia de otros tratamientos que muestran falencias por algún lado; hipersensibilidad, alteraciones en la mucosa oral, resecamiento de la estructura dental, entre efectos no deseados. Los tratamientos de ozono para este propósito blanqueador, al no mostrar estos indicios o efectos, se posicionan como un excelente método para lograr unos dientes blancos sin efectos secundarios.

Para conseguir este objetivo de “blancura dental”, el ozono aplicado penetra en el diente y comienza a actuar en pos de mejorar la composición de las piezas dentales, cambiando las moléculas encargadas del color de las mismas, concluyendo en unos dientes más blancos y saludables. Es importante resaltar que este tratamiento blanqueador a base de ozono no afecta ni desgasta al diente, como sí lo hacen otros tratamientos para este fin.

En cuanto a la duración del tratamiento de blanqueamiento dental a base de ozono, ésta se determinará en función al estado de los dientes de la persona. Generalmente, las sesiones son de una hora y la cantidad de ellas dependen del color de las piezas dentales.

Para ir concluyendo, os decimos a las personas que sientan vergüenza de mostrar su sonrisa por el color de sus dientes, o a quienes deseen mejorar este aspecto dental, que estos tratamientos son totalmente recomendados y con resultados muy positivos.

Gracias a este tratamiento, las personas podrán olvidarse de esos dientes amarillentos y reflejar una hermosa sonrisa.