A continuación, una enunciación de los beneficios más importantes que el ozono otorga a los atletas:

  • Incremento de la oxigenación en los tejidos.
  • Incremento en la producción de ATP, dando como resultado más energía y recuperación más rápida.
  • Retrasa el inicio de la fermentación anaeróbica de azúcar en la célula, reduciendo la acumulación de ácidos lácticos.
  • Oxida ácidos lácticos, ayudando a prevenir dolores musculares.
  • Reduce la hinchazón, hematomas, y dolores de las lesiones y acelera la curación.
  • Previene y trata resfríos y gripe, y aumenta la inmunidad.
  • Elimina las necesidades de antibióticos, protegiendo la flora intestinal.
  • Aumenta la producción de hormonas a niveles óptimos, eliminado la necesidad de esteroides artificiales.

Fuente: La historia del ozono, por Dr. Saul Pressman, DCh, LTOH.
http://www.o3center.org/Articles/TheStoryofOzone.html