Niños saludables con la ozonoterapia

Lo que ofrece la ozonoterapia es realmente beneficioso para todas las personas. Ofrece, en sus distintas formas de aplicación, mejoras en la circulación de la sangre, rejuvenecimiento, estimulación de las defensas inmunológicas y regeneramiento, entre otras propiedades más, amén de ser el ozono un gas germicida, antialérgico y antiinflamatorio.

Es una terapia natural que cada día se impone más y, afortunadamente, se realizan mayores estudios que comprueban sus beneficios y buenos resultados llevando a que muchas personas se comiencen a interesar en ella y prueben, por si mismos, los beneficios de la ozonoterapia.

Y así como es aconsejable para tratar decenas y decenas de enfermedades, la ozonoterapia se presenta como una buena alternativa para mejorar la calidad de vida de los niños ya que por intermedio del empleo del ozono en ellos, se pueden prevenir y curar enfermedades (incluyendo bronquitis, asma, alergias y demás enfermedades respiratorias), se estimula el sistema inmunitario y se colabora con la producción de anticuerpos.

Al mismo tiempo, el ozono actúa destruyendo los virus, bacterias y otros microorganismos que afectan al cuerpo de los pequeños.

Y como los niños son de jugar en cualquier lado, ensuciarse, llevarse todo lo que encuentran a la boca y no se dan cuenta de las bacterias que allí hay, prevenir cualquier hecho que se pueda desencadenar por estas situaciones lógicas de la edad de los niños, es muy recomendable y creo que todo padre estaría atento a ello.

En este sentido, la ozonoterapia es un gran amigo que ayuda a mantener a los niños muy saludables. Está demostrado sus buenos resultados en los niños hipoacusicos, niños con miopía y también en los pequeños que tienen Síndrome de Down, en los que se detectaron una gran mejora en la calidad de vida.

Generalmente, la aplicación de ozono en los niños se realiza por vía rectal y se le insufla ozono por medio de una cánula flexible. Aunque parezca doloroso, deben saber que los niños ni siquiera lo perciben.

Así mismo, en el mercado existen distintos productos que utilizan ozono y mejoran notablemente la calidad del aire y del agua, entre otras cosas, que respiran y toman los niños y todas las personas en general. Un claro ejemplo son los purificadores de aire o equipos que ozonizan el agua para beber.

Uno de estos productos es La máquina de la Vida, un gran invento español que funciona como generador de ozono.

Realmente la ozonoterapia nos ofrece muchos beneficios. Esta en nosotros probarlos y mejorar nuestra calidad de vida, en especial la de los niños, más indefensos y propensos a enfermedades.

Foto: Niños por Mikebaird en Flickr