Si tienes más de 55 años y te duele la rodilla es muy probable que tengas artrosis de rodilla y te podemos ayudar a eliminarla.

La artrosis de rodilla es una dolencia muy frecuente entre la población. Afecta más a las mujeres que a los hombres y aumenta con la edad. El paciente refiere dolor sobre todo al iniciar la marcha, al bajar escaleras y también al cabo de un rato de andar. En una primera fase el dolor mejora con el reposo y las rodillas no suelen doler si la persona no anda. El inicio suele ser lento y la progresión de años. En este dibujo se puede apreciar la diferencia existente entre una rodilla sana y una rodilla con artrosis. Como se observa no se produce solamente una lesión en el cartílago articular sino que existen además trastornos en los huesos (osteofitos), tendones y ligamentos y una reacción inflamatoria intrarticular.

Artrosis de Rodilla

El tratamiento de la artrosis de rodilla en una primera fase es médico. El calor local puede ayudar, así como un moderado ejercicio físico. Los antinflamatorios están indicados, pero teniendo en cuenta que es una patología crónica la tendencia debería ser disminuir a lo mínimo la toma de los mismos. La ozonoterapia intrarticular es una alternativa de tratamiento en los casos de artrosis de rodilla, consiguiéndose buenos resultados sin efectos secundarios ni contraindicaciones. La disminución del dolor suele establecerse desde las primeras sesiones de tratamiento, habiéndose establecido una media de 5 sesiones para obtener una mejoría subjetiva.